La gestión de licencias en Salamanca es una medida de control necesaria para que todos los proyectos urbanísticos que se realicen en la ciudad y en los alrededores cumplan los requisitos legales necesarios. De esta manera es como se puede hablar de construcciones sostenibles que respetan el medio y en las que se cumplan las leyes.

A la hora de pedir una gestión de licencias en Salamanca, es igualmente importante saber el tipo de licencia que se necesita. Y es que dentro del terreno urbanístico, existen varias modalidades que hay que tener en cuenta.

Dentro de las licencias urbanísticas, habría varios modelos o licencias secundarias. Las de parcelación, por ejemplo, son aquellas que se centran en separar un terreno en una serie de partes o elementos que no tienen por qué ser equitativos. Sin embargo, no todas las licencias que vas a encontrar hacen referencia al terreno, y otras pueden ser, por ejemplo, licencias de locales para que puedan abrir, demostrando así que son estructuras seguras y en las que no se corre ningún riesgo.

Otra es la licencia para las instalaciones. Esto quiere decir que, para montar algo de manera temporal como un toldo o cualquier otro elemento propio de una fiesta o que solo va a tener una determinada periodicidad, es importante que también tengan estas licencias.

La licencia de primera ocupación es, como indica su propio nombre, la que hay que expedir en el caso de aquellos edificios de obra nueva. Es decir, se buscan una serie de garantías, puesto que al tratarse de los primeros inquilinos, estos serán los que descubran en qué estado ha sido realizada la obra. Y estas son solo algunas de todas las licencias que hay.

En Ingeniería Fraile contamos con una amplia variedad de profesionales para garantizar la seguridad y viabilidad de tus proyectos.